Escuela del Viajero

Las actividades de este programa de turismo educativo se plantea desde el
entretenimiento y el descubrimiento. Estos sirven de eje para la reflexión y actuación de los
viajeros en los distintos destinos que propondremos.

Aunque se puede decir que todo el mundo es un ecoturista potencial, el proyecto que
desarrollamos pretende captar especialmente a ecoturista interesado (el que busca siempre
en sus vacaciones y días libres específicamente este tipo de viaje) y ecoturista entregado
(investigadores, científicos, estudiosos de la naturaleza, así como personas con vocación
ambiental, que quieren aprender o ayudar a la conservación del Medio Ambiente). Esto no
excluye a ecoturistas ocasionales, ya que una de las líneas básicas del proyecto es
educativa y esto daría la oportunidad de trabajar la sensibilización y concienciación con los que
tienen simplemente curiosidad.

Todos los materiales y actividades alimentarán la conciencia de poder “salvar el
planeta viajando”. Así mismo, ha de estar presente el incentivo turístico a través del
descubrimiento gradual de los tesoros presentes en los lugares visitados. Al final de cada viaje
el visitante debe poder concluir que el lugar visitado tiene mucho que ofrecer y que merece la
pena facilitarle las cosas para seguir avanzando en su desarrollo. Este apoyo puede ser
testimonial o continuo a través de la ONG.